jueves, 8 de diciembre de 2016

La primera representación de la Inmaculada en unas reglas de Córdoba

Las reglas de la Hermandad de los Santos Mártires, custodiadas en nuestra Casa de Hermandad, datan de 1679 y son las más antiguas de Córdoba que contienen una imagen de la Inmaculada Concepción. Ésta es la ilustración manuscrita que aparece en el libro:
TOTA PVLCHRA ES, MARIA, MACVLA NON EST IN TE

viernes, 2 de diciembre de 2016

Conferencia de Jesús Cabrera en la Misericordia

Con una espléndida conferencia del periodista y académico Jesús Cabrera Jiménez celebrado el 1 de diciembre, nuestra Hermandad dio por terminado el amplio programa de actos religiosos, sociales y culturales que han marcado el mes de noviembre.

El conferenciante, que fue presentado por nuestro hermano Antonio Varo, hizo una detallada y amena exposición que abarcó varios temas, desde la iconografía de Nuestra Señora de los Dolores a las coronas y diademas que tiene en su patrimonio, terminando en un pormenorizado estudio iconográfico de la corona procesional, en la que figuran hornacinas que reproducen los cuadros sobre los Siete Dolores del pintor belga Iozef Janssens (1854-1930), que sirvieron también de modelo a los medallones pintados al óleo sobre tabla por nuestro hermano Rafael Díaz Peno (q.e.p.d.).


Asimismo, el conferenciante expuso alguno de los momentos en los que la historia de la Real Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores tiene puntos comunes con la nuestra, en especial con la cofradía que dio culto en el siglo XVIII a nuestra actual titular, Nuestra Señora de las Lágrimas en su Desamparo.

Al término de la conferencia el ponente recibió un recuerdo de parte de la Hermandad y compartió unos minutos de conversación con los asistentes.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Nuestro Cristo anunció la Semana Santa de Castro del Río

Por medio de Jesús María Ruiz Carrasco, un joven investigador en Historia del Arte de la Universidad de Córdoba, nuestra Hermandad ha tenido conocimiento y constancia gráfica de una curiosa anécdota histórica con el Santísimo Cristo de la Misericordia.
Corría el año 1947. La Semana Santa de Córdoba capital, que había empezado a renacer diez años antes con la fundación de la Hermandad de la Misericordia, seguía en ese proceso de crecimiento. Como es sabido, los desmanes y pérdidas irreparables en el patrimonio de las cofradías, que habían afectado gravemente a multitud de pueblos y ciudades, no habían llegado a nuestra capital, pero no había ocurrido lo mismo en muchos pueblos de nuestra provincia.
Uno de ellos era Castro del Río. En los primeros días de la guerra civil iniciada en 1936 se habían perdido todas las imágenes procesionales, y en la década transcurrida no se había podido iniciar el proceso de confección de nuevos titulares.
En esa circunstancia, se publicó una revista de Semana Santa. No sabemos en qué consistió la Semana Santa de Castro del Río de ese año, pero sí conocemos esa revista, cuya portada que nos ha hecho llegar el citado Jesús María Ruiz Carrasco, a quien agradecemos la información y la reproducción del motivo.
En el dibujo aparece, de forma destacada, un primer plano del Santísimo Cristo de la Misericordia, en una perspectiva sin duda alguna procedente de la estampa publicada y difundida por nuestra Hermandad en 1945. El diseño se completa con las siluetas de la Puerta del Puente y la torre de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, ambas situadas en la citada localidad.
El cartel anunciador es el siguiente:


Por su parte, la estampa editada por nuestra Hermandad en 1945 mostraba así a nuestro Titular:


Gracias, como decimos, a Jesús María Ruiz Carrasco, hemos tenido conocimiento de esta curiosa circunstancia que afecta a la historia de nuestra Hermandad.

sábado, 26 de noviembre de 2016

Función a los Santos Mártires

El viernes 25 de noviembre tuvo lugar en la Basílica de San Pedro la fiesta solemne en honor de los Santos Mártires que conmemora el día del hallazgo de las Sagradas Reliquias (26 del mismo mes). La función fue oficiada por el Cabildo Catedral de forma corporativa, y presidida por el deán, Manuel Pérez Moya, que concelebró la Eucaristía con los capitulares.


En la homilía, el deán recordó la historia de los Mártires cordobeses de las tres etapas de persecución -romana en el siglo IV, musulmana en el X y republicana en el XX-, y propuso a estos cristianos como modelo de fe y de seguimiento de Cristo hasta el punto de dar la sangre por Él.

En la Santa Misa intervino nuestra Capilla Musical, que comenzó su actuación cantando el Himno a los Santos Mártires durante la procesión claustral de entrada.

Al término de la celebración, los oficiantes y fieles que asistieron se dirigieron a la Capilla del Sagrario y de los Santos Mártires, donde fue venerado el relicario pequeño que custodia la Hermandad.



Una vez terminada la ceremonia, el Hermano Mayor agradeció al deán de la Santa Iglesia Catedral la generosa colaboración del Cabildo Catedral en los actos del XXVII Encuentro de Hermandades de la Misericordia de Andalucía, celebrado el pasado día 12.

A la Santa Misa asistieron representantes de la Agrupación de Cofradías y de varias Hermandades, entre ellas la de la Paz y Esperanza, a cuyo Hermano Mayor hizo entrega el nuestro del documento que contiene la adhesión de nuestra Cofradía al proyecto de coronación canónica de la imagen de Nuestra Señora de la Paz y Esperanza.


lunes, 21 de noviembre de 2016

Aportación solidaria de las Hermandades de la Misericordia

«Si cada uno de nosotros hace una obra de misericordia al día, se producirá una revolución en el mundo», decía el Papa Francisco hace unos días en su cuenta de twitter. Hoy, el Hermano Mayor y la Comisión de Caridad de la Hermandad de la Misericordia han puesto su granito de arena en esa gran revolución.

En la casa Fuente de Vida, donde las Adoratrices de Córdoba realizan su labor de asistencia, acogida y promoción a mujeres embarazadas en riesgo de exclusión social, han hecho entrega a la comunidad del donativo de 2.120 euros recaudado entre las Hermandades de la Misericordia de Andalucía que asistieron el pasado día 12 al XXVII Encuentro de Hermandades de esta advocación en Andalucía.

El Hermano Mayor y los responsables de Caridad de la Cofradía han conocido de primera mano la labor de las Adoratrices, recorriendo las instalaciones y departiendo con las religiosas, en una primera toma de contacto que se espera sea el inicio de una etapa de colaboración más estrecha con sus proyectos. La superiora de la comunidad, María Mateo Domene, agradeció la colaboración de las Cofradías de la Misericordia y explicó los trabajos de promoción humana y social que realizan en virtud del carisma de su fundadora, Santa María Micaela del Santísimo Sacramento.

Desde hace veintisiete años, en los Encuentros de Hermandades de la Misericordia de Andalucía se destina una aportación de las Cofradías asistentes a una obra social o benéfica situada en la localidad que acoge el Encuentro respectivo, y este año nuestra Hermandad ha querido solidarizarse con la maravillosa labor que realizan las Adoratrices con mujeres jóvenes embarazadas en riesgo de exclusión social.
No hay que olvidar la vinculación histórica de nuestra Hermandad con esta congregación, ya que la práctica totalidad de los bordados que figuran en el cortejo procesional del Miércoles Santo (todo el paso de palio y todas las insignias y atributos, excepto el estandarte sacramental) fueron bordados entre 1943 y 1974 por las Adoratrices, que tenían un colegio en la feligresía de San Pedro antes de trasladarse a su actual casa, situada en la calle Toledo (El Brillante).

martes, 15 de noviembre de 2016

Cómo empezaron los Encuentros de Hermandades de la Misericordia

Por Antonio Varo Pineda

Durante la celebración del XXVII Encuentro de Hermandades de la Misericordia de Andalucía, celebrado en Córdoba el pasado 12 de noviembre, varios de los asistentes se interesaron por conocer el origen de esta actividad, que pronto cumplirá tres décadas de historia. Ahora pongo por escrito lo que entonces conté de forma oral a grupos pequeños de hermanos. Eso sí, lo haré desde el punto de vista de mis propios recuerdos, completados de vez en cuando con fotografías ilustrativas.

Corría el otoño de 1975. España pasaba unas semanas de incertidumbre, tras la muerte de Franco y las expectativas, aún inciertas, de lo que depararía el futuro en lo político y en lo social. En la Hermandad de la Misericordia vivíamos una época de revitalización tras la profunda crisis de principios de los años 70 del pasado siglo. En el verano de ese año se había restaurado la capilla de los titulares en la Parroquia de San Pedro, que fue reinaugurada con una misa solemne celebrada el 16 de noviembre -cuatro días antes de la muerte de Franco- que presidió nuestro párroco y consiliario, don Julián Caballaro Peñas, de feliz memoria. Pocos días después, mientras comenzaban los trabajos para habilitar como casa de hermandad, en régimen de alquiler, la planta baja del viejo edificio que ocupaba el número 1 de la plaza de Aguayos, recibimos una carta de San Fernando.

En la carta, la Hermandad isleña de nuestra advocación nos pedía un favor: con motivo de la inminente bendición de su titular mariana, María Santísima de la Piedad, estaban organizando una exposición fotográfica en la que figurarían las imágenes titulares de las Hermandades de la Misericordia de la región. Nuestra cofradía, de la que era hermano mayor Benjamín Barrionuevo Guerrero, accedió gustosa a enviar dos fotos, una del Santísimo Cristo y otra de Nuestra Señora.

Pero no quedó ahí la cosa. En 1974 mi padre había comprado un apartamento en la playa de Valdelagrana del Puerto de Santa María, en la misma provincia de Cádiz y muy cerca de San Fernando. La idea de no sólo enviar las fotos, sino también estar presentes en la bendición cuajó con toda naturalidad. Mi padre propuso a otros miembros de la junta de gobierno su intención, y allá que nos fuimos, el 7 de diciembre, En la expedición figuraban además mi padre, Francisco Varo Lucena (q.e.p.d.), otros miembros de la junta de gobierno: José Fernández Pedrosa, José Luque Manzano (q.e.p.d.), Enrique Hidalgo Casares (q.e.p.d.) y Francisco Palomino Benavente (q.e.p.d.), todos ellos acompañados de sus respectivas esposas e hijos. Fue, como se ve, una comitiva muy numerosa.

Antes de salir de Córdoba, se preparó un centro de flores para depositarlo a los pies de la imagen que estaba a punto de bendecirse. A la hora de buscar una dedicatoria para imprimirla en la cinta, a Enrique Hidalgo se le ocurrió la siguiente: "SAN FERNANDO Y CÓRDOBA UNIDOS POR LA MISERICORDIA". La frase iba a tener futuro, pero no adelantemos los acontecimientos.

Llegamos al Puerto de Santa María, donde mis padres, mi hermano Ángel y yo nos acomodamos en nuestro apartamento y el resto de acompañantes en un hotel cercano. El mismo día por la tarde nos acercamos a la Parroquia de la Divina Pastora de San Fernando, donde tiene su sede la hermandad de la Misericordia. Cuando llegamos, ya anochecido, los cofrades estaban trabajando en los preparativos. A la nueva Virgen no la vimos: "Eso se queda para mañana", nos dijo un joven y entusiasta cofrade que se acababa de presentar. Se llamaba y se sigue llamando Diego Salado Marín. El hermano era Pedro Pérez Serrano. Luego nos llevaron a una sala cercana donde estaban expuestas las imágenes andaluzas de cofradías de la Misericordia, y allí vimos las que habíamos enviado.

Al día siguiente, por la mañana, la pequeña iglesia de la Divina Pastora estaba abarrotada y llena de expectación. De la bendición sólo recuerdo la presencia del imaginero Álvarez Duarte -al que había conocido en Córdoba dos meses antes, con motivo de la bendición de María Santísima en su Soledad para la aún nonata hermandad de esta advocación- y el detalle de que a la nueva efigie, recién bendecida, se le impuso la Insignia de la Orden de San Lázaro, en cumplimiento de un maestre de dicha orden del que -si mal no recuerdo- se dijo que era pariente del recién proclamado Rey Juan Carlos I de España.

Tras la bendición vino el acto social, en el que compartimos un aperitivo. Después del agradecimiento de los anfitriones, iniciamos el camino de regreso a Córdoba.

En la Cuaresma del año siguiente, 1976, los hermanos cañaíllas -Florencio Collantes, Diego Salado y sus familias, y quizá alguno más- nos devolvieron la visita, y estuvieron presentes en la Fiesta de Regla de los Cultos. Posteriormente, fueron invitados a un almuerzo en un restaurante de Córdoba. Por cierto, recuerdo que ese día llovió intensamente.

Pasaron los años, porque a veces las semillas más fecundas tardan años en germinar y en asomarse por encima de la tierra.

A finales de 1989, siendo yo ya hermano mayor de la Hermandad, recibimos una invitación a asistir al I Encuentro de Hermandades de la Misericordia de Andalucía, que se celebraría en San Fernando el sábado 27 de enero de 1990. Recuerdo la ilusión que le hizo a mi padre esta convocatoria, pero aunque la noticia fue muy bien acogida en nuestra cofradía, lo cierto es que sólo asistimos cinco personas: mi padre, mis dos tías Rosario y Encarnación (q.e.p.d.), mi esposa y yo.
Estampa-recuerdo del I Encuentro (anverso)
Estampa-recuerdo del I Encuentro (reverso)

El primer Encuentro tuvo ya la misma estructura que tendrían básicamente después: Santa Misa por la mañana, ofrenda floral, visita a algún templo o lugar de interés cultural de la ciudad, almuerzo y acto académico. La ofrenda floral se hizo a la Virgen del Carmen, Patrona de San Fernando; el almuerzo, por su parte, fue en el 
Club Naval de Suboficiales. Como recuerdo, los asistentes recibimos una cañaílla pintada con purpurina dorada y pegada sobre un soporte de madrea.
Florencio Collantes habla en la orfenda floral

Un momento de la ofrenda floral a la Virgen del Carmen..
En el acto posterior -más tarde suprimido de los Encuentros- Florencio Collantes explicó el origen y la idea de esta convocatoria, y no dejó de citar expresamente que el recuerdo de la inscripción "SAN FERNANDO Y CÓRDOBA UNIDOS POR LA MISERICORDIA" había tenido una gran influencia en su memoria para promover la iniciativa.


En ese mismo acto se debatió brevemente sobre cuál sería la hermandad organizadora del segundo Encuentro, y aunque desde el principio Diego Salado apostaba por Córdoba, lo cierto es que el segundo Encuentro fue en Sevilla, organizado por la Hermandad de las Misericordias de Santa Cruz, y el tercero en Jerez de la Frontera, bajo la responsabilidad de la cofradía de la Candelaria (en Jerez hay dos hermandades de este título, la otra es conocida como la del Transporte).

Y, como es sabido, el IV Encuentro tuvo lugar en Córdoba en 1993. Pero esa historia ya ha sido tratada en este blog.


domingo, 13 de noviembre de 2016

Crónica y fotos del XXVII Encuentro de Hermandades de la Misericordia de Andalucía

Más de 500 personas han participado en los distintos actos organizados por nuestra Hermandad con motivo del XXVII Encuentro de Hermandades de la Misericordia de Andalucía.

En el Encuentro han participado cofrades de la Misericordia procedentes de Alcalá del Valle, Antequera, Arahal, Baeza, El Carpio, Córdoba, Fuente Obejuna, Herrera, Hinojosa del Duque, Huercal Overa, Jaén, Montilla, Montoro, Motril, Osuna, Rute, San Fernando y Trebujena.




El primer acto de este Encuentro tuvo lugar el viernes 11 por la noche, cuando más de un centenar de asistentes asistió en la Santa Iglesia Catedral al espectáculo El alma de Córdoba, que pudieron presenciar gratuitamente debido a la generosidad del Excelentísimo Cabildo Catedral.

La jornada del sábado día 12 comenzó en el Puente Romano, donde se congregaron los primeros asistentes; tras una salutación del Hermano Mayor, José Manuel Maqueda, el obispo de Córdoba pronunció unas palabras de saludo y presidió la oración ante el memorial de San Acisclo y Santa Victoria, donde nuestra Capilla Musical interpretó el Himno a los Santos Mártires antes de que los representantes de las hermandades congregadas realizaran su ofrenda floral.
















A continuación se puso en marcha el cortejo que, presidido por una cruz penitencial, llevó a los asistentes hasta la Basílica de San Pedro por un recorrido que incluyó el Paseo de la Ribera, la Plaza del Potro y las calles Lucano, Lineros, Carlos Rubio, y La Rosa hasta llegar a la Basílica de San Pedro, donde el obispo -que hizo el recorrido llevando la vara de Hermano Mayor y acompañado por éste-, fue recibido por el Rector de la Basílica, monseñor Antonio Jurado, y el Hermano Mayor, José Manuel Maqueda.












En la Basílica de San Pedro asistieron a la Santa Misa más de 500 fieles, por lo que se hizo necesaria la instalación de sillas suplementarias y de dos pantallas gigantes para que todos los asistentes pudieran seguir la ceremonia; la celebración eucarística fue presidida por el obispo de Córdoba y estuvo acompañada por la Capilla Musical de la Hermandad. Antes del comienzo, el prelado oró unos instantes en la Capilla del Sagrario y de los Santos Mártires.









En la celebración eucarística participó nuestro cuerpo de acólitos, que abrió la procesión claustral en la que el prelado se dirigió al presbiterio mientras nuestra Capilla Musical, bajo la dirección de nuestro hermano Jesús Reina, interpretaba el canto de entrada. A la Santa Misa asistió, junto al Hermano Mayor, el presidente de la Agrupación de Cofradías, Francisco Gómez Sanmiguel; los hermanos mayores de las cofradías asistentes ocupaban un lugar de honor el lado de la epístola. Junto al ambón se había colocado un repostero preparado para la ocasión y donado a nuestra Hermandad por Diego Salado, cofrade de la Misericordia de San Fernando (Cádiz).



































Una vez concluida la celebración eucarística los asistentes -que habían sido repartidos por la organización entres grupos identificados con los nombres de los Santos Mártires Fausto, Januario y Marcial- se distribuyeron en tres grupos para realizar, en compañía de miembros de nuestra Hermandad, sendos recorridos por la ciudad en los que visitaron el Centro de Interpretación de los Patios Cordobeses, la Parroquia de San Lorenzo y la Iglesia del Juramento.





En la iglesia del Juramento les hablaron brevemente el Cronista Oficial de la Ciudad, Julián Hurtado de Molina y Delgado, y el catedrático de la Universidad de Córdoba Alberto Villar Movellán, que les explicaron respectivamente la historia del templo y la devoción a San Rafael, por un lado y la peculiaridad iconográfica del Santísimo Cristo de la Universidad, inspirado en la Sábana Santa de Turín.





En la parroquia de San Lorenzo, las explicaciones sobre las cuatro hermandades en ella establecidas estuvieron a cargo del profesor Florencio Pérez, vocal de Cultos y Evangelización de la Hermandad del Remedio de Ánimas; hay que destacar con agradecimiento que esta cofradía no sólo mantuvo su altar de cultos una semana después de su terminación sólo para que los asistentes al Encuentro pudieran contemplarlo, sino que editó unas estampas-recuerdo destinadas específicamente a servir de recuerdo de la visita de los hermanos andaluces de la Misericordia; la visita a San Lorenzo concluyó con la veneración de la Santa Espina que se custodia en este templo parroquial.












A continuación los asistentes se dirigieron al Real Círculo de la Amistad, donde se celebró el almuerzo de hermandad presidida por el delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, Pedro Soldado. A los postres, el músico Rafael Wals interpretó las versiones al piano de varias marchas procesionales y nuestro hermano y cantante Álvaro Vizcaíno cantó una copla.

El acto finalizó con la entrega de recuerdos a las Hermandades asistentes y la proclamación de Hinojosa del Duque (Córdoba) como sede del XXVIII Encuentro de Hermandades de la Misericordia, que tendrá lugar -Dios mediante- el sábado 11 de noviembre de 2017 en Hinojosa del Duque (Córdoba). El acto terminó con el agradecimiento de la Hermandad convocante a todos los asistentes y la invitación del Hermano Mayor de la Hermandad organizadora del próximo año a los asistentes para que acudan el año próximo al Encuentro.
































A todos los asistentes al Encuentro se les hizo entrega de una bolsa conteniendo el cartel anunciador, el programa de actos, un rosario de recuerdo y material informativo y promocional sobre Córdoba y provincia y su Semana Santa.

En cuanto a la aportación solidaria que realizan las Hermandades de la Misericordia de Andalucía en sus Encuentros, ha sumado en esta ocasión la cantidad de 2.120 euros, que serán destinados por la cofradía convocante a las religiosas adoratrices para su casa Fuente de Vida, que atiende a mujeres embarazadas en situación de riesgo. Muchas gracias a todas las hermandades por su colaboración a esta humanitaria labor.



La Hermandad de la Misericordia quiere hacer constar expresamente su agradecimiento a las siguientes instituciones y personas, que han contribuido de forma decisiva a la organización y celebración de este XXVII Encuentro:
  • Diputación de Córdoba, que ha editado el cartel y el folleto anunciador y ha aportado financiación al evento.
  • Cabildo Catedral, que proporcionó la entrada gratuita a El alma de Córdoba en la noche del viernes 11.
  • Patronato Provincial de Turismo.
  • Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montilla-Moriles.
  • Real Hermandad de San Rafael.
  • Hermandad Universitaria.
  • Iglesia del Juramento.
  • Hermandad del Remedio de Ánimas.
  • Real Parroquia de San Lorenzo Mártir.
  • Basílica Parroquia de San Pedro.
  • José Ignacio Aguilera Castelló, autor del diseño del cartel anunciador.


A todos ellos, muchas gracias.